DESNUDANDO LA ERA ANTINARCOTICOS

Just another WordPress.com weblog

Archive for marzo 2011

dialogo con culturas cristianas

leave a comment »

La naturaleza es parte de la acción de lo que de forma primaria llamamos Dios , ella nos ha dado todo lo que en este planeta hay como vida , la evolución de ella – la naturaleza – es parte de esta energía creadora del UNIVERSO  , nos dieron las millones de plantas para convivir con ellas, y darnos vida y muchas cosas mas, entre ellas subproductos como los jugos de las frutas, sus destilados y sus fermentos , por ello el humano debe aprender a coexistir con todo ello , pero la avaricia de las élites ,  y su lucro dentro de las guerras, no solo ha manipulado a los humanos sino a las plantas para hacer de estas motivo de guerras y fratricidios, y mucho peor las élites han creado a través de las religiones y formas de manipular estas ideas como las cristianas, para desarrollar en los pueblos conductas fanáticas que los hace creer que la actual era que llaman guerra antinarcoticos, es un mandato “divino”; si “Jesús” hubiera existido  durante la ley seca, seguramente había sido señalado por narcotraficante, cuando el licor fue prohibido en Estados Unidos de Norteamérica en los años 1920 y lo hubiera fabricado para las bodas de Canaan

ANALISIS SOBRE LA ERA ANTINARCOTICOS

¿ Que es una era? Debemos tratar de analizar los factores que crean una era , pues son muy complejos, mas cuando se trata de analizar una era en al cual la humanidad aun esta inmersa, tomemos un ejemplo de eras anteriores , veamos como la era de la esclavitud a los africanos fue posible hace tan solo unos años aun habían residuos, entre los pueblos ingleses como Sudafricana , existió el triste famoso “Apartheid” , la iglesia cristianas tuvieron mucho que ver con tan aberrante era , pues con una sola frase de esta religión hicieron posible tan mega-crimen “los negros no tienen alma” establecer responsabilidades de tal magnitud nos permite analizar como fue posible que tal era estuviera vigente en momentos en que la religión tenia no solo el poder moral , sino también el judicial y por supuesto el de enseñanza a las masas , por lo cual millones de negros sufrieron siglos de ignominia , crueldad, trabajos forzados , criminales torturas , todo ello visto con “buenos ojos” por las culturas cristianas-católicas que mantuvieron engañadas a sus comunidades para que usaran los africanos y sus descendientes para urdir un enorme plan de explotación de las colonias con el trabajo esclavo de los africanos y sus descendientes , es por ello que el papa católico “pidió perdón” , pero las consecuencias de tal crimen aun son latentes en cuanto si bien es cierto fueron liberados , las tierras que labraron y cultivaron para explotación de pocas familias hoy son “transnacionales” sus dueños como para cambiar la fachada de tal explotación

Podemos deducir de tal era -la esclavista-que la humanidad siguiendo derroteros seudo morales de las religiones; crean regímenes atroces y que sus fieles, jamas pueden al interior de las eras verse en el delito que cometen , puesto que son educados bajo tales principios , y por lo tanto dentro de tales eras , las comunidades crean leyes que les permiten sostener estos regímenes

Hace unos años atrás el cristianismo norteamericano creo una siniestra era para su pueblo , cuando las damas cristianas presionaron a sus gobernantes para criminalizar las bebidas en base a la droga alcohol , esto sucedió en 1920 y duro hasta 1933 , pese a ser solo 13 años , bastaron para que esta sociedad se llenara de mafias , criminales y corrupción burocrática que los hizo colapsar en 1928 creando la mayor crisis económica de los Estados Unidos y luego una crisis a nivel mundial que tal ves produjo de forma parcial las bases de la segunda guerra mundial , pues no es coincidencia que el mejor cliente para Alemania en el negocio de las cervezas de 1920 a 1933 mantuviera prohibido venderle su mayor producto de exportación – las cervezas – y como verán de 1920 a 1933 surgió el crimen en Alemania tan bien organizado que llevo Hitler al poder , en 1933 las elites que viven de las guerras tuvieron libre permiso para organizar de nuevo otra carnicería humana que lleva a enormes negocios en la fabrica de todo tipo de delirantes formas de mega-crimen, pienso que los lectores tendran que hacer sus propias conclusiones en cuanto que fueron las elites británico-americanas , las que mas se lucraron de tal manejo de las prohibiciones al licor , y aun hay mas tela de donde cortar , pues si estudian la época de la guerra al opio ( 1839 a 1842 y de 1856 a 1860 ), verán como los británicos dominan el arte de manipular las prohibiciones pues con tal guerra en la China , hicieron enormes descubrimientos socio-políticos y perfeccionaron algo que ya los judíos y antes los egipcios lo sabían ! Prohibirles algo a los pueblos que se quieren colonizar y explotar de muchas formas, es una de las formas de esclavizarlos , conquistarlos y si se dejan !exterminarlos ! , tal que crearon así la idea de la “tierra prometida” ! , no quiero extenderme en detalles , pero si analizan como así los británicos se apropiaron de la red de producción de la enorme China al ser propietarios de HONG KONG ! LA MAYOR FABRICA DEL MUNDO! ya que ningún capitalista Chino , quería caer en manos de lo que se armo después ……con la banda de los cuatro , y recuerden que al mando de ella estaba nada menos que MAO , y después de crear las redes de comercialización de tales productos , donde las ganancias pasan a a ser maquinarias en la bolsas , le “regresan tal fabrica” ( HONG KONG) a los chinos altamente militarizados y represores , para que sigan administrándola
El truco de la prohibición sirve para generar el caos social , y así – dentro del caos- convencen a las comunidades de que la única solución es la represión oficial y armada , de tal manera que la mismas sociedades reclaman a gritos “mano dura” ( un Uribe por ejemplificar en Colombia) …en la China el final de la guerra antinarcoticos fue el dominio de un clan militar al servicio de los capitalistas britanico-americanos en su afán de dominar el comercio mundial aun a expensas de los trabajadores del mundo occidental , y es que las elites no tienen nación ni humanismo alguno , ellas solo ven en la especie humana un juego de poder , la religión y las armas les ha dado la clave del dominio de la especie , así lo vemos como desde la épocas faraónicas el dominio religiosos obligo a esos pueblos a hacer algo absurdo como son unas tumbas usando no solo millones de seres para ello sino toda la tecnología a su alcance , es decir usando también a los sabios de esos tiempos , solo para satisfacer el hedonismo de los faraones y sus caprichos , lo mas estúpido de la actual cultura es que a “eso” lo llamamos “maravillas del planeta” ( las pirámides de Egipto cuando en realidad son un testimonio de hasta donde las masas humanas hacen lo que las religiones les dicen.

Hoy seguimos las huellas de tan lamentable ruta ( la metodología carcelaria y represiva para controlar un consumo psicoactivo algo estúpido y anacrónico …la droga debe ser controlada , evitada por cultura no por prohibición , luego tocaremos ese tema )

carcel

que las religiones crean y no solo hemos recreado la era de la “ley seca” creada por el puritanismo cristiano en 1920 , y recreada dentro del delirante mundo brutalista musulmán, sino que han llenado el mundo de mafias al universalizar la prohibición a las sustancias psicoactivas, cosa que hace , como hizo con la ilegalizacion de la libertad de los africanos en la era esclavista , que no se vea tal oprobioso crimen (por ser universal lo creen ” lógico y normal “) , y tan delirante resultado social , acallado por el arte de mentir de forma masiva y con cada ves mas tecnología con las que esta era tiene al alcance de los corruptos burócratas que viven a expensas de esta neo-inquisición – la era antinarcoticos actual – , tal cual en el pasado las oscuras elites vivieron a expensas de la brutalidad ejercida por las religiones que les dominaron y les hicieron cometer esos crímenes de estado

Written by edgarjaramillo

marzo 30, 2011 at 2:52 am

Publicado en Uncategorized

GATOS Y RATONES

leave a comment »

Written by edgarjaramillo

marzo 29, 2011 at 10:51 pm

Publicado en Uncategorized

La prohibición sirve al narcotráfico

leave a comment »

articulo del señor GERMAN URIBE

Todo lo prohibido, provoca, y esta prohibición en particular, atrae al narcotráfico y le insufla vida.
Y vuelve la mula al trigo, puedo decir por mi reincidencia en este tema, tema cuya vigencia difícilmente se va a desvalorizar mientras persistan la droga, quienes se benefician de ella cultivándola o traficándola, quienes la consumen y aquellos que se oponen con intrepidez a su libre circulación. Me encuentro en la Internet en una rápida investigación ya no decenas sino centenares y quizás miles de artículos y opiniones al respecto que me hacen pensar que la legalización de las drogas será por los próximos años -quién sabe cuántos- el tema más recurrente de quienes de una u otra manera se vean afectados por ellas, sean responsables de su presencia y efectos en la sociedad, estén exigidos para enfrentarlas, o simplemente tengan el tiempo y se sientan en el deber de pensar y proponer fórmulas para resolver de manera definitiva sus letales consecuencias.

Tal es el caso de los expresidentes de México, Ernesto Zedillo, de Colombia, César Gaviria Trujillo, y de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, quienes a través de la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia han resuelto ocuparse del tema con admirable seriedad, insistiendo con vehemencia sobre el fracaso rotundo de la guerra por acabarlas y persistiendo en su denuncia contra la represión considerándola un arma inútil para combatirlas.

El 23 de septiembre de 2005 publiqué aquí mismo en esta columna de semana.com el artículo que titulé Tendremos que legalizar la droga en donde entre otras cosas, afirmaba:

“Sabemos que cada día aumenta el número de norteamericanos que la aspiran -la cocaína- a cualquier precio y que la represión contra esos millones de habituales adictos no puede compararse con la fiereza y el exagerado gasto militar con que la vienen embistiendo en los países productores y exportadores. Ellos la consumen masivamente, mientras en un juego de doble moral, la hostigan y sitian allí adondequiera que se produzca. Trasladar esos inmensos recursos económicos y los colosales esfuerzos militares que derrochan en derrotarlas a sistemas de educación, prevención, reglamentación, judicialización y propaganda con relación a la droga y sus nocivos efectos, nos ahorraría miles y hasta millones de víctimas y ayudaría inmensamente a la pacificación del mundo.”

Han pasado 6 años y a estas apreciaciones no les modificaría una coma.

Para quienes todavía se escandalizan, o en todo caso reprochan el calificativo de “guerra” que se le da a la estrategia mundial implementada, publicitada y financiada por los Estados Unidos para combatir la producción, circulación y uso de las drogas enervantes aún “prohibidas”, basten los ejemplos de Colombia y México en donde la lucha entre los carteles o la acción militar y policiva para reprimirlos viene dejando en los caminos húmedos o polvorientos de los campos y en las calles bulliciosas o desoladas de las ciudades miles y miles de muertos, y no pocos de ellos degollados, descuartizados, incinerados, y los otros mutilados o sencillamente desaparecidos. ¿Y cómo no pensar de urgencia en alguna fórmula que pueda contraponerse a estas interminables masacres, a este lento y prolongado genocidio, a esta destrucción criminal de valores sociales, económicos y familiares en nuestras sociedades? Una especie de “receta” que con efectos parecidos a los que persigue el ofensiva sangrienta por acabar con el comercio de las sustancias psicotrópicas nos devuelva la tranquilidad de la misma manera que, por ejemplo, la regresó a la sociedad estadounidense cuando el alcohol y los licores en general fueron aceptados como legales por su gobierno.

En los Estados Unidos, hoy por hoy, aunque se acepta que el asunto tiene las características de un problema de salud pública, pese a lo reiterado aquí y allá por el Zar de las Drogas de que la política en la que ellos están empeñados acentúa la prevención y los tratamientos médicos, lo cierto es que en la dura y cruda realidad y en la dolorosa práctica, todos sus esfuerzos tanto económicos como militares -o al menos la mayoría de ellos-, van dirigidos con arrogancia y brutalidad, al mejor estilo imperial, a perseguir a sangre y fuego, arrasando, “fumigando” si es necesario a cultivadores -no importa que sean campesinos con siembras de subsistencia-, procesadores, traficantes y “enfermos” consumidores. Lo que sea, que en esta lucha, el “todo vale” de los expresidentes Bush y Uribe Vélez, es la doctrina.

Para acabar con la droga lo primero que habría que hacerse sería acabar con la guerra que se le declaró. No es matando o encarcelando traficantes y consumidores que, como se ve, van aumentando en proporción directa a la represión que se les tiende.

La única opción que queda ahora es la legalización.

Y es que, frente a la realidad cotidiana por la que estamos pasando, y frente a lo que a diario vemos, ¿a quién cree usted, amigo lector, que puede beneficiar más su prohibición? ¿A la sociedad, a los gobiernos o al narcotráfico?

He ahí el tesis central, la almendra y la esencia de mi punto de vista: Todo lo prohibido, provoca, y esta prohibición en particular, atrae al narcotráfico y le insufla vida. Sobre todo sabiendo que de por medio están unas ganancias redondas y un enriquecimiento exprés.

El negocio de la droga prospera con la prohibición. ¡No cabe duda!

¿Cuánto tiempo, entonces, y cuántos muertos, devastación y estragos faltan para que este axioma se reconozca y en consecuencia se admita la perentoria necesidad de entrar a legalizar las drogas?

FUENTE PERIODISTICA http://www.semana.com/noticias-opinion/prohibicion-sirve-narcotrafico/154153.aspx

Written by edgarjaramillo

marzo 29, 2011 at 8:26 pm

¿EEUU luchando contra el narcotrárfico?

leave a comment »

Intervención el Foro Social Transatlántico

¿EEUU luchando contra el narcotrárfico?

Pascual Serrano

Yo quisiera comenzar con una anécdota. El 4 de junio de 1997, al jefe de la Interpol en México le llega un fax de recomendación del Citibank firmado por el jefe del Departamento de Banca Privada de Citibank en México. La carta del alto ejecutivo de Citibank, destinada a avalar la introducción de un ejecutivo en los negocios de Chile, decía que un tal Juan Arriaga es “conocido como algodonero y ganadero, su hijo está en el negocio del aire acondicionado con representación de una empresa del exterior. Es también una persona conocida”. La carta termina diciendo que Arriaga “es efectivamente un honorable ganadero conocido en su ciudad”.

La persona recomendada por el Citibank era Amado Carrillo Fuentes, el jefe del cartel de Juárez, más conocido como el Señor de los Cielos. Por entonces el mayor traficante del mundo que utilizaba Boeing 727 para llevar grandes cargamentos de cocaína Estados Unidos. Llevaba ya dos años utilizando el nombre de Juan Arriaga Rangel, pseudónimo más que conocido por la Interpol.

Esta anécdota es ilustrativa de cómo mientras un mísero campesino de Colombia, Perú o Bolivia es considerado como un narcotraficante, al jefe del cártel que introduce toneladas en EEUU, la banca internacional le extiende cartas de recomendación.

Evidentemente, un negocio que mueve sobre los cuatrocientos mil millones de dólares anuales es demasiado grande como para que algunas instituciones internacionales quieran liquidarlo. La guerra contra las drogas convierte en enemigos frontales a los campesinos que cultivan las plantas precursoras y se llena las cárceles con gente desesperada por el desempleo y la pobreza, que se humilla transformándose en mulas que transportan en el interior de su cuerpo hacia los países ricos, algunos dejando la vida en el intento. Mientras eso sucede, la empresas químicas norteamericanas que producen más del 90 % de los precursores necesarios para el procesamiento de la coca no tienen problemas y en las cárceles no hay ni uno sólo de los banqueros que amasan las grandes fortunas del negocio en los mercados de consumo.

Las drogas, en especial la cocaína, podríamos decir que tiene diferentes etapas:
1.- La producción.

Protagonizada por campesinos desplazados a regiones inhóspitas de la selva donde no existe posibilidad ni infraestructura para el cultivo de ningún otro producto. Sin olvidar el papel de los precursores químicos, indispensable para convertir la hoja de coca en cocaína, y que son producidos en los países desarrollados. El porcentaje de beneficios de estos campesinos no llega ni al 5 % del negocio.

2.- El narcotráfico propiamente dicho.

Aquí se encuentran quienes obtienen la primera de las grandes ganancias introduciendo la cocaína en los países desarrollados, especialmente EEUU. Son los verdaderos carteles de la droga. Está demostrada su relación con los partidos políticos tradicionales, con las cúpulas dominantes de los países, extendiendo su poder de corrupción a todas las actividades de la economía, la política, la sociedad e incluso el ocio.

3.- Los grandes distribuidores en los centros de consumo.

Son ciudadanos del primer mundo. Se quedan con la segunda de las grandes ganancias, manejan la distribución del dinero. Son lo que, mediante la colaboración de la banca internacional, pagan a los narcotraficantes.

4.- La legalización o lavado del dinero.

Papel desempeñado por las instituciones bancarias que logran incorporar al mercado neoliberal importantes flujos económicos necesarios para mantener el sistema.

5.- El consumo.

Protagonizado por millones y millones de adictos que viven para la búsqueda desesperada de la dosis.

La supuesta guerra contra el narcotráfico está desarrollada fundamentalmente hacia los dos sectores más débiles. El primero -el campesino- y el último -el consumidor-.

Pero el negocio está en las otras fases del proceso. Fases que permiten que EEUU blanquee el 80 % del dinero procedente de los beneficios de la droga. Dinero que permite sanear y blanquear la economía de muchos países respetables, y en especial de instituciones bancarias y determinados particulares o empresas.

Es el mercado de la exportación y del blanqueo quien mueve el dinero del narcotráfico, casualmente las fases más ignoradas por las políticas antinarcóticos de EEUU, casualmente las fases donde el protagonismo de las autoridades económicas, políticas y bancarias es más destacado.

Y todo ello sin olvidar los gobiernos de países fieles a EEUU que juegan un papel importante en el narcotráfico. Turquía, centro del narcotráfico europeo. Afganistán, Bosnia, Albania o Kosovo y en América los paraísos fiscales que tan buen servicio prestan.

Y mientras se consuma este proceso, el mayor mercado mundial de comercialización y consumo de drogas elabora planes de intervención en Colombia y lanza desde sus aviones millones de glifosatos, fabricados y adquiridos en EEUU por supuesto, contra miles de hectáreas de cultivos “ilegales”. Sólo entre diciembre de 1999 y diciembre del 2000 se fumigaron 60.000 hectáreas de cultivo de coca en Colombia. Las fotografías por satélite encargadas por EEUU y la ONU demostraron que, a pesar de ello, las zonas de cultivo se incrementaron en 162.000 hectáreas. Pero el glifosato ya había cumplido su misión. Había arrasado la biodiversidad amazónica, liquidado los cultivos agrícolas del campesinado y los animales domésticos de miles de empobrecidos y sencillos campesinos del sur de Colombia y noreste de Ecuador.

Nos encontramos ante un problema en el que el primer país que consume la droga, que dispara la demanda y que se enriquece con el lavado del dinero procedente del narcotráfico se quiere presentar como el baluarte de la lucha contra el tráfico de drogas. Tampoco nos debería extrañar. Es el mismo país que más operaciones militares promueve en el exterior, más golpes de estado ha organizado, más invasiones ha protagonizado y, al mismo tiempo, más defensor de la democracia y víctima del terrorismo se presenta ante la comunidad internacional.

Es uno de los pocos países que no ha suscrito la Convención de Derechos de la Infancia y que lidera el ranking de condenados a muerte y que se erige como mayor defensor de los derechos humanos.

La política antidrogas de EEUU no es, por tanto, diferente de la que ejerce en los otros temas como los derechos humanos o el terrorismo. Ser el principal responsable mientras se erige como el juez que señala quien es culpable o inocente. Derrocado el comunismo, EEUU juega su política internacional con tres cruzadas emblemáticas, según las cuáles divide el mundo en amigos o enemigos. La violación de derechos humanos, el terrorismo y el narcotráfico. EEUU ha creado tres demonios, para, a continuación, situar los gobiernos o los movimientos sociales más cerca o más lejos de esos demonios según sus intereses.

El baremo de los derechos humanos lo maneja mediante intrigas en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, para el terrorismo le sirve inventar la denominación de eje del mal e incluir a los países que le apetece y para el narcotráfico ha inventado la descertificación, una acreditación mediante la cual señala qué países luchan o no contra el narcotráfico.

Esos tres satanes son los salvoconductos con los que justifica sus injerencias, cuando no invasiones. Con el narcotráfico EEUU ha encontrado su Santo Grial, le permite blanquear millones de dólares de la economía mundial e incorporarlos a su economía y, al tiempo, le proporciona el salvoconducto con el que protagonizar la mayor ofensiva militar en América Latina.
fuente : http://www.rebelion.org/hemeroteca/sociales/serrano170502.htm

Written by edgarjaramillo

marzo 23, 2011 at 1:22 am

Publicado en Uncategorized