DESNUDANDO LA ERA ANTINARCOTICOS

Just another WordPress.com weblog

CULTURA DE LA CIERRA NEVADA DE COLOMBIA Mamas Gonawindua

with 2 comments

Ha llegado la hora de las grandes decisiones y no hay tiempo que perder. Corresponde a los hombres divinizados arrojar con el látigo de la voluntad a los mercaderes del templo!
Ha llegado la hora en que debemos libertarnos de toda coyunda social (escuelas y sectas, religiones y dogmatismos), para regresar con alegría al templo de la naturaleza!
Debemos revolucionarnos contra toda clase de teosofismos, rosacrucismos ampulosos y espiritismos fanáticos. Debemos quemar el becerro de oro (el dinero), abandonar las ciudades y regresar al seno de la Naturaleza.
Cuando el hombre regresa al seno de su “madre” (la Naturaleza), ella le dará pan, abrigo y sabiduría. Ella le dará lo que ningún líder de politiquería puede darle: sabiduría, pan y abrigo. Ahora nos toca volver a la sublime mística cósmica de la bendita madre del mundo.
Llegó la hora en que debemos oficiar en el templo de la Diosa Madre del Mundo, y así lo haremos con la misma sabiduría que el hombre conoció en la antigua “Arcadia”, antes de que se encerrara en la vida urbana.
Nosotros llamaremos a esa arcaica sabiduría médica ELEMENTOTERAPIA. Esa es la sabiduría de los médicos gnósticos.
“A semejantes médicos (los gnósticos) se les llama “espirituales”, porque mandan a los espíritus de las hierbas y de las raíces, y les obliga a poner en libertad a los enfermos a quienes han aprisionado. De la misma manera, si un Juez pone a un preso en los cepos, el juez es el médico del preso, porque teniendo las llaves, puede abrir las cerraduras cuando quiera. A ésta clase de médicos pertenecieron Hipócrates y otros”. (Parami-prólogo III – Paracelso).

Teólogos, que nada sabéis de Dios! Médicos, que ignoráis la medicina! Antropólogos que desconocéis la naturaleza humana en todas sus manifestaciones! Abogados, que no tenéis sentimiento alguno de bondad ni de justicia! Cristianos que en cada instante traicionáis al Maestro! Jueces, que jamás habéis juzgado vuestros vicios y defectos! Gobernantes, que no habéis aprendido a gobernar vuestras bajas pasiones! Sacerdotes, que explotáis las sectas fanáticas del mundo! Mercaderes, que no habéis respetado ni el “pan” que la Madre Naturaleza da a sus hijos! Vosotros habéis prostituido todo con vuestro “asqueroso” dinero!
Ay de vosotros y de vuestros hijos! Ay de los moradores de la tierra, porque caerán a cuchillo sobre las calzadas de las ciudades! En las tinieblas del abismo sólo oirán el gemir lastimero y el crujir de dientes!
La medicina oficial ha explotado el dolor humano. Cuando el hombre separose de la Naturaleza para aprisionarse en la vida urbana, cayó en manos de las potencias tenebrosas, y aprendió de los magos de las tinieblas la “falsa ciencia”. Fue entonces cuando conoció el dolor. Ahora, toca al hombre regresar al seno de la Naturaleza para recuperar las posiciones perdidas.

Mientras el hombre no regrese al seno de la Naturaleza, sus pensamientos como su vida serán totalmente superficiales y artificiosos, y por ende, negativos e inicuos.
El hombre debe abandonar sus ídolos y templos falsos de la vida urbana, y regresar al seno de la bendita Diosa Madre del Mundo. Ella os dará luz y sabiduría, poder y gloria.
A los templos de la Naturaleza regresarán los hijos pródigos, cuando ellos abandonen la vida urbana y vuelvan al seno de la Diosa Naturaleza.
Los templos de la Diosa Madre del Mundo, situados en las gargantas de las montañas y los valles profundos, sólo aguardan que el hombre golpee a sus puertas para recibirle y brindarle amor y sabiduría, pan y abrigo. Esos son los mandamientos del Bendito.
Hasta ahora, discípulos amados, sólo habéis oído hablar del Tibet oriental y de los santos Maestros que allí moran. Franz Hartman os habló de los Maestros del templo oculto de Bohemia, y Krumm Heller (Huiracocha) del templo de Montserrat en España y Chapultepec en México.
Nuestra amada América del Sur tiene también sus templos majestuosos, aunque nadie haya hablado de ellos. Estos son los templos de la Diosa Naturaleza; estos son los templos de los misterios sagrados del Rayo Maya.
Hasta ahora sólo habéis oído hablar de los Maestros asiáticos y europeos. Muchos estudiantes espiritualistas desearían progresar internamente, pero no pueden porque no han encontrado el camino que les pertenece, su rayo y tónica propios, que estén de acuerdo con su sangre y su psiquis. No hay que olvidar que en la América del Sur la sangre del indio predomina sobre todo, y que son millones los seres humanos que pertenecen al Rayo Maya. Pero yo voy a hablar de esos Maestros del Rayo Maya, a descorrer por primera vez la cortina que los oculta.
Kalusuanga, el Dios primitivo de la luz, el gran Maestro del Sol, tiene un depósito de sabiduría esotérica en el templo de “Buritaca”, sede de la sabiduría antigua (Costa Atlántica).
Kunchuvito Muya, Dios Poderoso.
Kakasintana, Dios Poderoso,
Nuestro Seyancua.
Nuestro Padre Sukul.
“Mama” Kaso Biscunde.
“Mama” Batunare.
La “Saga” María Pastora, Maestra de Sabiduría.
El Dios Kuinmagua. Este Maestro es el Dios de las tempestades, con poderes sobre las estaciones del invierno y del verano, del otoño y de la primavera.
El Dios Temblor, es niño inocente, que hace temblar la tierra, cuyo nombre no es el caso mencionar.
Estos Maestros de la venerable Logia Blancas del Rayo Maya son los silenciosos vigilantes de la América Latina. La Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia), es otro Tibet poderoso y antiquísimo.
Los médicos gnósticos de la Sierra Nevada de Santa Marta curan la sífilis en quince días. Curan la lepra de último grado en nueve meses precisos. Curan la tuberculosis en quince días. No hay enfermedad que los “Mamas” Arhuacos no puedan curar, y se ríen de la ciencia de los civilizados del siglo XX.
Aseguran los “Mamas” que, para que la civilización moderna llegue al grado de cultura de ellos, será menester que pasen centenares de años.
En las cumbres cubiertas de hielo de esta Sierra Nevada de Santa Marta, vive un poderoso sabio Iniciado, cuya edad es realmente indescifrable. Este gran iluminado es el “Mama Presidente” del gobierno de los indios Arhuacos.
Este “Mama” tiene poderes sobre la creación entera y es profundamente venerado por los indios de toda la Sierra Nevada. Tiene un cristal octaedro sobre un trípode, en el cual se reflejan las imágenes de las personas que marchan en pos del venerable sabio, no importa la distancia en que se hallen.
Los “Mamas” diagnostican las enfermedades poniendo una esfera de vidrio sobre la nuca del paciente, y por allí auscultan el interior del organismo, mejor que con los rayos X. Ellos sonríen desdeñosamente del complicado mecanismo de la ciencia oficial.
Poniendo la esfera de vidrio sobre las ropas de un enfermo, bástales para diagnosticar la enfermedad aunque el paciente se encuentre a muchas millas de distancia. ¿Podría hacer esto alguno de los científicos modernos?
Qué interesante sería que posponiendo la suficiencia universitaria, hiciera alguno el ensayo de estudiar medicina “Maya” en la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia).
Del intelectualismo sin espiritualidad, resultan los “bribones”, y éstos han sido la desgracia para el mundo.
Los médicos indios curan, y muchas de sus curaciones son instantáneas, porque ellos saben, desde tiempos remotísimos el acertado manejo de los elementales.
Los altos Iniciados “Mamas” se comunican con los Mahatmas del Tibet y conocen a fondo los vegetales de la India Oriental.
Tengo que agradecer en este trabajo los excelentes datos que tuvo a buen gusto suministrarme Dionisito de la Cruz, residente en la finca de “Tierra Grata”, a veinte kilómetros de Fundación, para mis investigaciones sobre la Sierra Nevada.
Tengo también que darle las gracias a un indígena del Departamento de Bolívar (Colombia) por los datos suministrados para esta labor, que fueron magníficos.
Presento también mis agradecimientos al Maestro Paracelso, quien revisó y corrigió los originales de esta obra, a fin de que ella cumpla la solemne misión que se le ha asignado en la futura Edad de Acuario.
Doy también las gracias al Maestro Kalusuanga por su clave maravillosa, que permitirá a los discípulos latinoamericanos de sangre aborigen ponerse en contacto con los templos de misterios del Rayo Maya.
Mientras la ciencia médica inventa remedios de patente, que cambia incesantemente como las modas de las mujeres, hay una antiquísima sabiduría médica, que tiene su origen en los primeros fundamentos del mundo, que jamás ha cambiado sus fórmulas.
Esta sabiduría divina se conserva en Santuarios alejados de la falsa civilización materialista. Esta sabiduría médica se guarda celosamente por los Maestros de la sabiduría en sitios secretos, inaccesibles a los “mercaderes del templo”.
Con las fórmulas exactas de esa arcaica sabiduría médica, se pueden curar todas las enfermedades, aún las llamadas incurables. La LEPREA, la SIFILIS y el CANCER resultan ser insignificantes, como juegos de niños, ante el terrible poder del médico gnóstico que maneja la vida.
“Gnósis” es el nombre de esa antigua sabiduría médica, que desde la aurora de la creación jamás ha cambiado sus fórmulas, porque son exactas como una tabla pitagórica. En ellas comulga la ciencia, la mística y el arte “regios”, dentro de un connubio divino.
Esas fórmulas tienen su fundamento en la “ELEMENTOTERAPIA”, que es el “arte regio” de la Naturaleza, porque nos enseña a manipular las criaturas elementales de los vegetales antiguamente conocidos con los nombres de silvanos, dríadas, hamadríadas y faunos.
Estos elementales de las plantas, que el médico gnóstico maneja, son los “dussi” de San Agustín, las “hadas” de la Edad Media’ los “Dore Oigh” de los galos; los “grove” y “maidens” de los irlandeses, y los “ánime” de la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia).
Pherécydes y de los antiquísimos Celtas.
Todas las antiguas religiones nos representan a sus fundadores adquiriendo la sabiduría debajo de un árbol: así vemos al gran Gautama el Buda Amitabha, recibiendo la iluminación debajo del árbol Bhodi, quien vive todavía en la antiquísima India.
La medicina oficial ha explotado el dolor humano. Cuando el hombre separose de la Naturaleza para aprisionarse en la vida urbana, cayó en manos de las potencias tenebrosas, y aprendió de los magos de las tinieblas la “falsa ciencia”. Fue entonces cuando conoció el dolor. Ahora, toca al hombre regresar al seno de la Naturaleza para recuperar las posiciones perdidas.
Cada elemental de la Naturaleza representa determinados poderes de la bendita Diosa Madre del Mundo, y sólo puede ser realmente mago y médico aquel que sabe manejar los poderes de la Naturaleza encerrados en cada hierba, en cada raíz y en cada árbol.
La transmisión del pensamiento se hace fácil cuando se opera por medio de los elementales vegetales, pues, como ya se dijo, todo es dual en la creación.
Esos muy conocidos sistemas de Marden, Atkinson, Mesmer y Paul Jagot; esas escuelas pseudo-espiritualistas, jamás podrán enseñar al hombre el sabio uso de la fuerza del pensamiento, porque fuerza y fuerzas, es algo muy unido en la creación.
Toda onda mental tiene su exponente en una planta, y para que las ondas mentales se cristalicen tienen que revestirse con los poderes de la planta que le corresponde.
No hay nada en el Universo que no sea “dual”. Perderían el tiempo miserablemente los atletas de la concentración del pensamiento si no supieran combinar las ondas mentales con los poderes de la Naturaleza, encerrados en las plantas.

crédito al autor. Samael aun weor: prólogo del libro. Tratado de medicina oculta y magia práctica.

Anuncios

Written by edgarjaramillo

septiembre 12, 2013 a 9:52 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Al menos dale el crédito al autor. Samael aun weor: prólogo del libro. Tratado de medicina oculta y magia práctica.

    Leodegariomelchor@gmail.com

    julio 25, 2015 at 3:10 pm

    • gracias por su anotación , ya puse el crédito

      edgarjaramillo

      diciembre 19, 2015 at 9:00 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: